miércoles, 12 de diciembre de 2012

Jeremy Goldberg

La descripción que tiene Jeremy Goldberg de él mismo en su página web es de las más originales que he visto, así que más que contaros quién es, os dejo la traducción -más o menos, no literalmente-:

Jeremy Goldberg está hecho de serpientes, caracoles y colas de cachorros. Lo cual es extraño, porque sólo come chocolate negro (70% -85%) y los altos precios le impulsan a comprar en Whole Foods.

El internamiento de Jeremy en el instituto en la vigilancia del océano ha sido muy útil en el mundo de la fotografía de celebridades. Sus padres están orgullosos de él, aunque si los ve, por favor, decirles que es un médico o un abogado. Es sólo un juego que tienen entre ellos... en serio.

Jeremy estudió japonés en la universidad y también leyó muchos haikus sobre la impermanencia del mundo. Ahora está utilizando la fotografía para capturar personalidades y momentos... y probar a esos poetas japoneses que están equivocados.

Sus clientes incluyen a todo el mundo, desde los Foo Fighters hasta el Four Seasons. Ha realizado las fotografías de la línea de ropa de Gwen Stefani, de la línea de ropa de Justin Timberlake y la línea de ropa de James Iha.

Jeremy divide su tiempo entre Los Angeles, Manhattan y Tokio ... pero secretamente quiere su propia línea de ropa.



Visto esta introducción, no debería sorprender la fotografía que realiza, que la tiene dividida en Beauty, Celebrities, Música y Moda. Pero desde luego que no hace el típico Beauty o Belleza, aquí no vamos a ver primeros planos con maquillajes muy cuidados, las fotografías incluidas en esta categoría son muy sencillas, de gente guapa, en general todos bastante limpios y con caras muy lavadas a primera vista.

Tampoco en Moda vamos a encontrar las típicas imágenes de editoriales de moda, sino que tenemos a los modelos en poses y ropa que cualquier persona normal haría o llevaría.

Sus trabajos más grandes, en cuanto a la producción que llevan detrás, son los de famosos y música, en los que las fotografías tienen ya ese aire a revista, aunque no deja de tener ese toque de personal a la vez de retrato simple y sin complicaciones. 

Podéis seguir a Jeremy Goldberg en su twitter o en su web.